La subida de los tipos de interés: ¿cómo afecta a la economía española?

Tabla de contenidos

Introducción

En los últimos años, los tipos de interés han estado en niveles históricamente bajos, tanto en la zona euro como en Estados Unidos. Esto se debe a las políticas monetarias expansivas que han aplicado los bancos centrales para estimular la actividad económica tras la crisis financiera de 2008 y la pandemia de covid-19.

Sin embargo, esta situación podría cambiar pronto, ya que algunos indicadores apuntan a un posible endurecimiento de las condiciones monetarias en los próximos meses. En concreto, se espera que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) comience a subir los tipos de interés a partir de 2024, debido al repunte de la inflación y al sólido crecimiento económico del país1Por su parte, el Banco Central Europeo (BCE) podría seguir una estrategia más cautelosa y mantener los tipos de interés en el 0% hasta 20252, aunque podría reducir sus compras de activos antes.

 

¿Qué implicaciones tendría una subida de los tipos de interés para la economía española?

En este artículo vamos a analizar los posibles efectos sobre los principales agentes económicos: familias, empresas y sector público.

 

Efectos sobre las familias

Las familias se verían afectadas por una subida de los tipos de interés tanto por el lado del consumo como por el del ahorro. Por un lado, un aumento de los tipos de interés encarecería el crédito al consumo y las hipotecas, lo que reduciría la renta disponible de las familias y su capacidad de endeudamiento. Esto podría frenar el gasto en bienes y servicios, especialmente en aquellos más duraderos o vinculados a la vivienda. Por otro lado, un aumento de los tipos de interés también incrementaría la rentabilidad de los depósitos y otros productos financieros, lo que incentivaría el ahorro frente al consumo. Esto podría tener un efecto positivo sobre la riqueza financiera de las familias, pero también un efecto negativo sobre la demanda agregada y el crecimiento económico.

El impacto de una subida de los tipos de interés sobre las familias dependerá en gran medida del grado de endeudamiento y del tipo de préstamos que tengan contratados. Según los datos del Banco de España3, el endeudamiento de las familias españolas se situó en el 93,6% del PIB en el segundo trimestre de 2023, lo que supone un descenso respecto al máximo del 134% alcanzado en 2010. Sin embargo, este nivel sigue siendo elevado en comparación con otros países europeos y conlleva un riesgo ante posibles shocks financieros. Además, hay que tener en cuenta que el 96% de las hipotecas en España son a tipo variable4, lo que implica una mayor sensibilidad ante cambios en los tipos de interés. Según un estudio del BBVA Research5, un aumento de un punto porcentual en el euríbor supondría un incremento medio anual de 600 euros en la cuota hipotecaria.

 

Efectos sobre las empresas

Las empresas también se verían afectadas por una subida de los tipos de interés tanto por el lado de la inversión como por el del endeudamiento. Por un lado, un aumento de los tipos de interés encarecería el coste de financiación de las empresas, lo que reduciría su margen de beneficio y su capacidad para acometer nuevos proyectos. Esto podría desincentivar la inversión productiva, especialmente en aquellos sectores más intensivos en capital o más dependientes del crédito bancario. Por otro lado, un aumento de los tipos de interés también incrementaría el coste de refinanciación y amortización de la deuda existente, lo que aumentaría el riesgo de insolvencia o quiebra de las empresas más endeudadas o con menor solvencia. Esto podría afectar negativamente al tejido empresarial, al empleo y a la competitividad.

El impacto de una subida de los tipos de interés sobre las empresas dependerá en gran medida del nivel de endeudamiento y del tipo de financiación que utilicen. Según los datos del Banco de España3, el endeudamiento de las empresas no financieras españolas se situó en el 74,9% del PIB en el segundo trimestre de 2023, lo que supone un aumento respecto al mínimo del 69,5% registrado en 2019. Este repunte se debe principalmente al incremento de la deuda pública y privada para hacer frente a la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia. Sin embargo, este nivel sigue siendo inferior al máximo del 116,8% alcanzado en 2010 y al promedio de la zona euro del 78,8%. Además, hay que tener en cuenta que las empresas españolas han diversificado sus fuentes de financiación en los últimos años, recurriendo cada vez más a los mercados de capitales y a las emisiones de bonos y acciones, lo que les hace menos vulnerables ante cambios en los tipos de interés.

 

Efectos sobre el sector público

El sector público también se vería afectado por una subida de los tipos de interés tanto por el lado del gasto como por el del ingreso. Por un lado, un aumento de los tipos de interés encarecería el coste de financiación del sector público, lo que incrementaría el gasto en intereses y el déficit público. Esto podría dificultar el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y el mantenimiento de la confianza de los inversores. Por otro lado, un aumento de los tipos de interés también reduciría el crecimiento económico y la recaudación fiscal, lo que disminuiría el ingreso público y aumentaría la ratio de deuda pública sobre el PIB. Esto podría comprometer la sostenibilidad de las finanzas públicas y la capacidad para hacer frente a posibles contingencias.

El impacto de una subida de los tipos de interés sobre el sector público dependerá en gran medida del nivel de endeudamiento y del plazo medio de la deuda. Según los datos del Banco de España3, el endeudamiento del sector público español se situó en el 120% del PIB en el segundo trimestre de 2023, lo que supone un récord histórico y uno de los más altos de la Unión Europea. Este nivel se explica por el fuerte aumento del gasto público y la caída del PIB provocados por la pandemia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el coste medio de la deuda pública española se ha reducido significativamente en los últimos años, pasando del 4% en 2012 al 1,6% en 20226Además, el plazo medio de la deuda pública española se ha alargado considerablemente, pasando de 6,1 años en 2012 a 8 años en 20226. Esto significa que una subida de los tipos de interés tendría un efecto gradual y limitado sobre el coste y la carga de la deuda pública.

 

Conclusión

En conclusión, una subida de los tipos de interés tendría efectos diversos sobre la economía española, dependiendo del momento, la magnitud y la velocidad con que se produzca. En general, se esperaría un efecto negativo sobre el consumo, la inversión, el empleo y el crecimiento económico, así como un efecto positivo sobre el ahorro, la inflación y el tipo de cambio. Sin embargo, estos efectos no serían homogéneos ni lineales, sino que dependerían también de otros factores como las expectativas, las condiciones financieras, las políticas fiscales o las medidas estructurales. Por ello, es importante que las autoridades monetarias actúen con prudencia y transparencia a la hora de modificar los tipos de interés, teniendo en cuenta tanto los riesgos como las oportunidades que implica este cambio para la economía española.

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Alex Rodriguez

Alex Rodriguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Otras Publicaciones

La reforma judicial en Israel: ¿un ataque a la democracia o una defensa del Estado de derecho?

El pasado 4 de enero, el Tribunal Supremo de Israel anuló una ley aprobada por el Parlamento (Knesset) que pretendía limitar el poder de los jueces para revisar las decisiones legislativas. La ley, conocida como la “cláusula de anulación”, permitía al Parlamento revalidar una ley declarada inconstitucional por el Tribunal Supremo con una mayoría de 61 de los 120 diputados. La ley fue impulsada por el primer ministro Benjamin Netanyahu y sus aliados, que acusan al Tribunal Supremo de interferir en la voluntad popular y de socavar la soberanía del Parlamento.

¿Qué es la hiperinflación y cómo afecta a la economía?

La hiperinflación es un fenómeno extremo de inflación, en el que los precios aumentan de forma descontrolada y acelerada, llegando a alcanzar tasas de varios dígitos por mes o incluso por día. La hiperinflación suele estar asociada a situaciones de crisis económica, política y social, en las que se produce una pérdida de confianza en la moneda nacional y en las instituciones que la respaldan.

Los fugitivos más buscados por la justicia en España

¿Sabes quiénes son los criminales más buscados por la justicia en España? ¿Qué delitos han cometido y por qué se han fugado? ¿Cómo puedes colaborar con las autoridades para localizarlos? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre los fugitivos más buscados en nuestro país.

La crisis de Evergrande: ¿Qué está pasando y cómo afecta a la economía mundial?

El gigante inmobiliario chino Evergrande se encuentra al borde de la quiebra, lo que ha desatado el pánico en los mercados financieros y ha puesto en riesgo la estabilidad económica de China y del resto del mundo. ¿Qué está pasando y cómo afecta a la economía mundial? En este artículo, te explicamos las claves de esta crisis y sus posibles consecuencias.