La nueva ley de protección de datos: ¿qué cambia y cómo afecta a los usuarios?

Tabla de contenidos

En este contexto, el pasado 25 de mayo entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), una norma de ámbito europeo que pretende armonizar y reforzar la protección de los datos personales en todos los Estados miembros de la Unión Europea. El RGPD introduce importantes novedades que afectan tanto a los responsables y encargados del tratamiento de los datos como a los propios titulares de los mismos.

En este artículo vamos a explicar cuáles son los principales cambios que introduce el RGPD y cómo afectan a los usuarios que ceden sus datos personales a terceros.

 

¿Qué es el RGPD y qué objetivos persigue?

El RGPD es el acrónimo de Reglamento General de Protección de Datos, una norma que regula el tratamiento de los datos personales en el ámbito de la Unión Europea. El RGPD sustituye a la Directiva 95/46/CE, que databa de 1995 y que había quedado obsoleta ante los avances tecnológicos y las nuevas formas de recabar y utilizar los datos personales.

El RGPD tiene como objetivos principales:

  • Reforzar el derecho fundamental a la protección de los datos personales, garantizando un nivel elevado y uniforme en toda la Unión Europea.
  • Adaptar la normativa a la realidad del mercado único digital, facilitando la libre circulación de los datos personales dentro de la Unión Europea y con terceros países que ofrezcan un nivel adecuado de protección.
  • Aumentar la responsabilidad y la transparencia de los responsables y encargados del tratamiento de los datos personales, exigiéndoles el cumplimiento de una serie de obligaciones y principios.
  • Dotar a las autoridades de control de mayores competencias y recursos para supervisar y sancionar el incumplimiento del RGPD.
  • Reforzar los derechos y las garantías de los titulares de los datos personales, otorgándoles mayor control sobre sus propios datos y facilitándoles el ejercicio de sus derechos.

 

¿Qué novedades introduce el RGPD respecto a la normativa anterior?

El RGPD introduce numerosas novedades respecto a la normativa anterior, tanto en lo que se refiere al ámbito material como al ámbito subjetivo y territorial de aplicación. A continuación, vamos a destacar algunas de las más relevantes:

  • Amplía el concepto de dato personal, incluyendo cualquier información que permita identificar o hacer identificable a una persona física, ya sea directa o indirectamente, por medio de un identificador (como un nombre, un número, una dirección, etc.) o por medio de uno o varios elementos específicos (como una huella dactilar, un ADN, una imagen, etc.).
  • Establece un principio de responsabilidad proactiva (accountability), según el cual los responsables y encargados del tratamiento deben demostrar en todo momento que cumplen con el RGPD, adoptando medidas técnicas y organizativas adecuadas para garantizar y poder acreditar el cumplimiento.
  • Refuerza el principio de transparencia, exigiendo que la información que se proporciona a los titulares de los datos sea clara, concisa, inteligible y fácilmente accesible. Además, se amplía el contenido mínimo que debe incluirse en dicha información, como por ejemplo la base jurídica del tratamiento, el plazo de conservación de los datos o los derechos que asisten al titular.
  • Exige un consentimiento expreso, libre, específico e informado del titular para el tratamiento de sus datos personales, salvo que exista otra base jurídica que lo legitime. El consentimiento debe ser verificable y puede ser revocado en cualquier momento. Además, se prohíbe el consentimiento tácito o por defecto, así como las cláusulas abusivas o desproporcionadas.
  • Reconoce nuevos derechos a los titulares de los datos personales, como el derecho al olvido (que permite solicitar la supresión de los datos cuando ya no sean necesarios o se haya retirado el consentimiento), el derecho a la portabilidad (que permite solicitar la transmisión de los datos a otro responsable en un formato estructurado, común y legible), el derecho a la limitación del tratamiento (que permite solicitar que se suspenda el tratamiento de los datos en determinadas circunstancias) o el derecho a la oposición (que permite oponerse al tratamiento de los datos por motivos personales o para fines de mercadotecnia directa).
  • Impone la obligación de realizar una evaluación de impacto sobre la protección de datos cuando el tratamiento entrañe un alto riesgo para los derechos y libertades de las personas, como por ejemplo cuando se trate de datos sensibles, se realice una observación sistemática o se utilicen nuevas tecnologías. En estos casos, también se debe consultar previamente a la autoridad de control.
  • Obliga a notificar a la autoridad de control y, en su caso, al titular, las violaciones de seguridad que afecten a los datos personales, en un plazo máximo de 72 horas desde que se tenga conocimiento de las mismas, salvo que sea improbable que supongan un riesgo para los derechos y libertades de las personas.
  • Establece un régimen sancionador más severo, que puede llegar a imponer multas administrativas de hasta 20 millones de euros o el 4% del volumen de negocio anual global del infractor, según el caso.

 

¿Cómo afecta el RGPD a los usuarios que ceden sus datos personales?

El RGPD afecta positivamente a los usuarios que ceden sus datos personales, ya que les otorga mayor control sobre sus propios datos y les facilita el ejercicio de sus derechos. Los usuarios deben ser conscientes de que sus datos personales tienen un valor económico y social, y que pueden ser utilizados para fines diversos, como la prestación de servicios, la personalización de ofertas, la elaboración de perfiles o la toma de decisiones automatizadas.

Por ello, los usuarios deben ser exigentes con el tratamiento que se hace de sus datos personales y ejercer sus derechos cuando lo consideren necesario. Algunas recomendaciones para los usuarios son:

  • Leer atentamente la información que se les proporciona sobre el tratamiento de sus datos personales y verificar que se ajusta al RGPD.
  • Dar su consentimiento expreso solo cuando estén seguros de que comprenden y aceptan las finalidades del tratamiento y las condiciones del mismo.
  • Revocar su consentimiento cuando ya no quieran que se traten sus datos personales o cuando cambien las circunstancias que lo motivaron.
  • Solicitar el acceso a sus datos personales para conocer qué datos se tratan, con qué finalidad, durante cuánto tiempo y quién los recibe.
  • Solicitar la rectificación de sus datos personales cuando sean inexactos o incompletos.
  • Solicitar la supresión de sus datos personales cuando ya no sean necesarios, se haya retirado el consentimiento o se haya ejercido el derecho de oposición.
  • Solicitar la limitación del tratamiento de sus datos personales cuando impugnen su exactitud, se opongan al tratamiento, el tratamiento sea ilícito o ya no sean necesarios para el responsable.
  • Solicitar la portabilidad de sus datos personales cuando el tratamiento se base en el consentimiento o en un contrato y se efectúe por medios automatizados.
  • Oponerse al tratamiento de sus datos personales por motivos relacionados con su situación personal o cuando el tratamiento tenga por objeto la mercadotecnia directa.
  • No aceptar decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos personales que produzcan efectos jurídicos o le afecten significativamente, salvo que exista una base jurídica que lo permita.
  • Presentar una reclamación ante la autoridad de control competente cuando consideren que se ha vulnerado su derecho a la protección de datos.

 

En definitiva, el RGPD supone un avance significativo en la protección de los datos personales en la Unión Europea, que beneficia tanto a los responsables y encargados del tratamiento como a los titulares de los mismos. Sin embargo, para que el RGPD sea efectivo es necesario que todos los actores implicados sean conscientes de sus obligaciones y derechos y los cumplan adecuadamente. Solo así se podrá garantizar un nivel óptimo de protección de los datos personales y su libre circulación dentro del mercado único digital.

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Alex Rodriguez

Alex Rodriguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Otras Publicaciones

La reforma judicial en Israel: ¿un ataque a la democracia o una defensa del Estado de derecho?

El pasado 4 de enero, el Tribunal Supremo de Israel anuló una ley aprobada por el Parlamento (Knesset) que pretendía limitar el poder de los jueces para revisar las decisiones legislativas. La ley, conocida como la “cláusula de anulación”, permitía al Parlamento revalidar una ley declarada inconstitucional por el Tribunal Supremo con una mayoría de 61 de los 120 diputados. La ley fue impulsada por el primer ministro Benjamin Netanyahu y sus aliados, que acusan al Tribunal Supremo de interferir en la voluntad popular y de socavar la soberanía del Parlamento.

¿Qué es la hiperinflación y cómo afecta a la economía?

La hiperinflación es un fenómeno extremo de inflación, en el que los precios aumentan de forma descontrolada y acelerada, llegando a alcanzar tasas de varios dígitos por mes o incluso por día. La hiperinflación suele estar asociada a situaciones de crisis económica, política y social, en las que se produce una pérdida de confianza en la moneda nacional y en las instituciones que la respaldan.

Los fugitivos más buscados por la justicia en España

¿Sabes quiénes son los criminales más buscados por la justicia en España? ¿Qué delitos han cometido y por qué se han fugado? ¿Cómo puedes colaborar con las autoridades para localizarlos? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre los fugitivos más buscados en nuestro país.

La crisis de Evergrande: ¿Qué está pasando y cómo afecta a la economía mundial?

El gigante inmobiliario chino Evergrande se encuentra al borde de la quiebra, lo que ha desatado el pánico en los mercados financieros y ha puesto en riesgo la estabilidad económica de China y del resto del mundo. ¿Qué está pasando y cómo afecta a la economía mundial? En este artículo, te explicamos las claves de esta crisis y sus posibles consecuencias.