¿Cómo proteger tus datos personales en internet?

Tabla de contenidos

Introducción

Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible para nuestra vida cotidiana. Nos permite comunicarnos, informarnos, comprar, trabajar, divertirnos y mucho más. Sin embargo, también implica algunos riesgos para nuestra privacidad y seguridad. Cada vez que navegamos por la red, dejamos un rastro de información personal que puede ser recopilada, almacenada, analizada y utilizada por terceros con fines diversos, como publicidad, investigación, vigilancia o ciberdelincuencia.

Por eso, es importante que conozcas tus derechos y deberes como usuario de internet, y que tomes medidas para proteger tus datos personales. En este artículo, te explicamos qué son los datos personales, qué normativa los regula, qué riesgos conlleva su tratamiento y qué consejos puedes seguir para salvaguardar tu privacidad en línea.

 

¿Qué son los datos personales?

Los datos personales son cualquier información que permita identificar o hacer identificable a una persona física. Por ejemplo, tu nombre, tu DNI, tu dirección, tu teléfono, tu correo electrónico, tu foto, tu huella dactilar, tu ADN, tu historial médico, tu perfil de redes sociales, tu localización, tu historial de navegación, tus preferencias, tus opiniones, etc.

No todos los datos personales tienen el mismo nivel de protección. Algunos son considerados datos sensibles o especiales, porque revelan aspectos íntimos o delicados de la persona, como su origen étnico, sus creencias religiosas, su orientación sexual, su salud, su ideología política, su afiliación sindical, etc. Estos datos requieren un consentimiento expreso y específico del titular para su tratamiento, y solo pueden ser usados para fines legítimos y proporcionales.

 

¿Qué normativa regula los datos personales?

En España, los datos personales están regulados por el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que es una norma de la Unión Europea que entró en vigor en 2018 y que establece los principios, derechos y obligaciones que deben cumplir los responsables y encargados del tratamiento de datos personales, así como las autoridades de control y los ciudadanos.

El RGPD se basa en el principio de responsabilidad proactiva, que implica que los responsables y encargados del tratamiento de datos deben garantizar el cumplimiento de la normativa y demostrarlo ante las autoridades y los interesados. Además, el RGPD introduce el concepto de privacidad desde el diseño y por defecto, que significa que la protección de datos debe integrarse desde el inicio y en todas las fases del tratamiento, y que solo deben recogerse y usarse los datos necesarios para cada finalidad.

El RGPD reconoce una serie de derechos a los titulares de los datos personales, como el derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición, portabilidad e información. Estos derechos permiten a los ciudadanos controlar sus datos y ejercer su autodeterminación informativa. Para ejercer estos derechos, los interesados pueden dirigirse al responsable o encargado del tratamiento, o en su caso, a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que es el organismo público encargado de velar por el cumplimiento de la normativa y de sancionar las infracciones.

 

¿Qué riesgos conlleva el tratamiento de datos personales?

El tratamiento de datos personales implica una serie de riesgos para la privacidad y la seguridad de los usuarios de internet. Algunos de estos riesgos son:

  • Pérdida o robo de datos: Los datos personales pueden ser objeto de ataques informáticos, errores humanos, fallos técnicos o desastres naturales que provoquen su destrucción, alteración, acceso o divulgación no autorizados. Esto puede causar daños materiales o inmateriales a los afectados, como perjuicios económicos, suplantación de identidad, fraude, extorsión, chantaje, discriminación, acoso, etc.
  • Uso indebido o ilícito de datos: Los datos personales pueden ser usados para fines distintos de los que fueron recogidos, sin el consentimiento o el conocimiento del titular, o en contra de la normativa vigente. Esto puede implicar una vulneración de los derechos y libertades fundamentales de los afectados, como el derecho a la intimidad, a la dignidad, a la libertad de expresión, a la participación política, etc.
  • Perfilado o segmentación de datos: Los datos personales pueden ser sometidos a procesos de análisis, clasificación, evaluación o predicción que generen perfiles o categorías de personas basados en sus características, comportamientos, preferencias o intereses. Esto puede tener efectos negativos sobre los afectados, como la limitación de sus opciones, la manipulación de su voluntad, la exclusión social, la estigmatización, etc.

 

¿Qué consejos puedes seguir para proteger tus datos personales en internet?

Para proteger tus datos personales en internet, puedes seguir estos consejos:

  • Infórmate y sé consciente: Antes de facilitar tus datos personales a cualquier entidad o servicio en internet, lee atentamente su política de privacidad y sus condiciones de uso, y asegúrate de que entiendes y aceptas cómo van a tratar tus datos, para qué fines, con qué garantías y qué derechos te asisten. Si tienes alguna duda, consulta o reclamación, contacta con el responsable o encargado del tratamiento, o con la AEPD.
  • Limita y controla: No des más datos personales de los estrictamente necesarios para cada finalidad, y revisa periódicamente los datos que has facilitado y los que se han generado sobre ti. Ejerce tus derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición y portabilidad cuando lo consideres oportuno, y revoca tu consentimiento cuando ya no quieras que tus datos sean tratados.
  • Protege y actualiza: Usa contraseñas seguras y diferentes para cada servicio, y cámbialas con frecuencia. Activa la verificación en dos pasos cuando sea posible. Instala un antivirus y un firewall en tus dispositivos, y mantén actualizados el sistema operativo y las aplicaciones. Evita conectarte a redes wifi públicas o desconocidas, y cifra tus comunicaciones con protocolos seguros como HTTPS. No abras correos electrónicos o archivos adjuntos de origen sospechoso, y no hagas clic en enlaces o descargas fraudulentas. Borra el historial, las cookies y la caché de tu navegador con regularidad.
  • Respeta y educa: No compartas ni difundas datos personales de otras personas sin su consentimiento, y respeta su privacidad y su reputación. No te fíes de todo lo que ves o lees en internet, y verifica la veracidad y la fuente de la información. Sé crítico y responsable con el uso que haces de internet, y educa a los menores y a las personas vulnerables sobre los riesgos y las oportunidades que ofrece la red.

 

Conclusión

Los datos personales son un activo valioso que debemos cuidar y proteger. Internet nos ofrece muchas ventajas, pero también implica algunos desafíos para nuestra privacidad y seguridad. Por eso, es importante que conozcamos nuestros derechos y deberes como usuarios de internet, y que tomemos medidas para salvaguardar nuestra información personal. Así, podremos disfrutar de una experiencia en línea más segura, confiable y satisfactoria. 🙌

Compartir:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
Alex Rodriguez

Alex Rodriguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Actualidad

Otras Publicaciones

La reforma judicial en Israel: ¿un ataque a la democracia o una defensa del Estado de derecho?

El pasado 4 de enero, el Tribunal Supremo de Israel anuló una ley aprobada por el Parlamento (Knesset) que pretendía limitar el poder de los jueces para revisar las decisiones legislativas. La ley, conocida como la “cláusula de anulación”, permitía al Parlamento revalidar una ley declarada inconstitucional por el Tribunal Supremo con una mayoría de 61 de los 120 diputados. La ley fue impulsada por el primer ministro Benjamin Netanyahu y sus aliados, que acusan al Tribunal Supremo de interferir en la voluntad popular y de socavar la soberanía del Parlamento.

¿Qué es la hiperinflación y cómo afecta a la economía?

La hiperinflación es un fenómeno extremo de inflación, en el que los precios aumentan de forma descontrolada y acelerada, llegando a alcanzar tasas de varios dígitos por mes o incluso por día. La hiperinflación suele estar asociada a situaciones de crisis económica, política y social, en las que se produce una pérdida de confianza en la moneda nacional y en las instituciones que la respaldan.

Los fugitivos más buscados por la justicia en España

¿Sabes quiénes son los criminales más buscados por la justicia en España? ¿Qué delitos han cometido y por qué se han fugado? ¿Cómo puedes colaborar con las autoridades para localizarlos? En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre los fugitivos más buscados en nuestro país.

La crisis de Evergrande: ¿Qué está pasando y cómo afecta a la economía mundial?

El gigante inmobiliario chino Evergrande se encuentra al borde de la quiebra, lo que ha desatado el pánico en los mercados financieros y ha puesto en riesgo la estabilidad económica de China y del resto del mundo. ¿Qué está pasando y cómo afecta a la economía mundial? En este artículo, te explicamos las claves de esta crisis y sus posibles consecuencias.